.

.


 

El acceso a estos servicios está limitado por la empresa a los códigos de usuario que se facilitarán a los usuarios  del/de los servicio/s y, si procede, por las condiciones particulares que se puedan establecer.

 

 

 

 

 

Ambas partes convienen en equiparar jurídicamente el código de usuario, clave de acceso con la firma del titular. La empresa no tiene obligación de comprobar la autenticidad de las órdenes recibidas, mas allá del código de usuario y clave de acceso establecidas en cada caso.

 

 

 

 

 

El/los titular/es del/de los servicio/s se responsabiliza/n de no facilitar el código de usuario y clave de acceso a personas sin poderes, asumiendo, en caso de incumplimiento, las posibles responsabilidades derivadas de sus actuaciones.